Noticias

Con una tabla de madera y bates golpearon a los presos de Uribana

“Parecemos unos zombis, estamos amarillos y más flacos, estamos cansados de no hacer nada, de estar encerrados sin llevar la luz del sol, este encierro nos está enfermando más”, expresa al Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) un preso del Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, cárcel ubicada al norte de Barquisimeto estado Lara.

En este centro penitenciario se han registrado la muerte de 9 presos, todos por condición salud, algunos por tuberculosis, hepatitis, pero la mayoría por una causa que aún no se ha determinado, OVP ha notificado cada uno de los casos ante la Corte IDH.

Los internos de este recinto se sienten abandonado, sienten temor porque han visto como cada uno de sus compañeros ha ido presentando síntomas como la fiebres altas, los vómitos y evacuaciones líquidas, algunos llegan hacerlo con sangre y son precisamente estos los que no han podido recuperarse y han perdido la vida.

Este jueves 14 de febrero a las 8:03 de la noche los presos de los módulos 7 y 8, rompieron los candados y más de 400 salieron hacia el patio, a ellos se les unieron los del módulo 5 y 6 quienes un día antes habían hecho lo propio, tan solo quitaron el candado. Una vez que vieron a los presos fuera de las torres la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) disparó desde las garitas “debe ser para intimidarnos, pero nosotros que íbamos a hacer si estamos desarmados, además estamos débiles” manifiesta a OVP el preso, quien continúa relatando que posterior a ello “los verdes” como llaman a los guardias se metieron al penal los apuntaban pero nunca llegaron a meterse con ellos, pero junto a ellos lo hizo el Grupo de Respuesta Inmediata y Custodia (GRIC).

Fueron varios reclusos los que se comunicaron con el equipo de OVP y relataron que el grupo GRIC los maltrató. “Nosotros estábamos pacífico, solo hacíamos unas peticiones, pero llegaron los del GRIC y que a controlarnos para meternos para las torres”.

“Con una tabla de madera nos daban dos y hasta tres veces por la espalda y con un bate de aluminio nos pegaban por la cabeza, con algunos se les pasó la mano y hasta le reventaron la cabeza, eso fue a uno por uno mientras íbamos pasando”, expresan los presos, quienes el día de hoy dijeron haber pasado todo el día encerrados y siendo amenazados con que los iban a trasladar como castigo.

Desde OVP se alerta los maltratos de la población reclusa de la cárcel de Uribana por simplemente solicitar que se le de espacios para hacer deportes, culturas, sus actividades de recreación diarias, que son las que radican el ocio carcelario. “Este penal está bajo medidas provisionales emitidas por la Corte IDH desde el 2 de febrero del 2007, en la que la Corte insta al Estado en la atención integral de las personas y al respeto de los Derechos Humanos de los que se encuentran en la cárcel de Uribana y que hasta la presente fecha no la han cumplido, ni siquiera en responderle a la Corte de los 9 muertos que llevan en este establecimiento carcelario”, recordó Humberto Prado, coordinador general de OVP.

OVP vuelve a enviar una opinión a la Corte sobre los que informan familiares de internos de ese establecimiento en lo que se encuentran en los actuales momentos y que hay la amenaza de trasladarlos a otro establecimiento, en los que no se saben en qué condiciones están.

“Reiteramos que la responsabilidad de estas muertes y la acción del maltrato es la actual responsable de prisiones Iris Valera, que hasta los momentos no le ha dado la cara a los familiares y no se sabe la situación actual en la que se encuentra esa población reclusa”, expresa Prado.

OVP está vigilante de lo que pasa en Uribana, se hace un constante monitoreo por la situación de esa población reclusa y que hasta los actuales momentos no se le ha dado una comida debidamente humana, debidamente higiénica  y que contenga las 2800 calorías establecidas. De la misma forma el coordinador general de OVP reitera además que “en los actuales momentos no se sabe que es lo que está matando a los internos de Uribana, porque no se sabe qué tipo de bacteria, que tipo de virus tienen las personas que están allí recluidas”  

Prado además indicó que la semana pasada fueron trasladados 147 internos desde Uribana a Fénix, cárcel ubicada a escasos metros, con la excusa que estaban penados, pero sin tomar en cuenta que estos presos pudieran estar trasladando el problema a ese recinto, porque si intención alguna pudiesen propagar más las enfermedades que están padeciendo.

OVP además tuvo conocimiento que de estos 147 internos un grupo significativo fue puesto en el área de aislamiento para que comiencen a lo que en el penal dicen “proceso de adaptación”, mientras otro grupo quedó en el área de enfermería porque venían complicados de salud.  

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones