Noticias

 Decapitan a un preso en medio de un motín por hacinamiento 

Desde que el Ministerio de Servicio Penitenciario se ha dado a la tarea de cerrar los cupos en las cárceles, los calabozos de los distintos organismos de seguridad se han llenado de presos creando gran hacinamiento y uno de los más críticos es el de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) ubicado en la Zona 7 de Boleíta en Caracas. 

Estos calabozos tienen una capacidad de albergue de 250 presos que en teoría no deben pasar un lapso ma

yor a 48 horas pero la realidad es otra, el promedio de presos en esos calabozos siempre es entre 900 y mil personas en este centro de detención hay 953. En la noche de este martes 3 de septiembre se alzaron para protestar por el hacinamiento que triplica la capacidad.

 Familiares que estaban en los alrededores del centro de detención denunciaron que se encontraban en el horario de visita cuando los presos alzaron sus voces para reclamar y fueron los funcionarios policiales quienes con bombas lacrimógenas a las 6:40 de la tarde los sacaron. Ellos temían porque se fuese a registrar una masacre y llamaban a fiscales del Ministerio Público.

El equipo del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) pudo conocer que los internos se quejan por el poco espacio, no cuentan con ventilación, no tienen acceso a la luz solar y deben pagar por todo, por lo que tras ponerse de acuerdo comenzaron a alzarse dentro de las celdas. Los candados de las celdas 4, 5 y 6 fueron rotos por lo que los presos de esas tres áreas se unieron, quemaron colchones y en medio de la revuelta con un arma blanca procedieron a decapitar un preso que permanecía en ese recinto, el mismo había sido imputado por el delito de violación y aparentemente no tenía mucho tiempo de haber ingresado a dichos calabozos. 

OVP tuvo acceso a un video que fue propagado por grupos de whatsapp además de redes sociales en donde se observa el preso asesinado en el piso, mientras que el resto de los reos entonan las notas del Himno Nacional señal que se iniciaba un conflicto. 

Los presos se aglomeraron hacia la reja principal y pedían la presencia de un Fiscal y exigían traslado a penales, de inmediato la sede de Boleíta fue tomada por funcionarios policiales, llegando refuerzo hasta de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), situación que mantenía en alerta a los familiares quienes no se retiraban de la zona. 

OVP ha denunciado en infinidades de ocasiones las condiciones en las que se encuentran los presos en estos calabozos que aunque son 16 celdas con capacidad para 250 personas no tienen suficiente espacio para albergar a los 953 presos que ahora tienen, por lo que les toca dormir en el piso, parados, sentados y hasta uno arriba de otro. 

Familiares aprovecharon para denunciar que son muchas las enfermedades respiratorias que tienen los presos de Boleíta, asegura que son ellos quienes traen los medicamentos y en ocasiones tienen que pagar 10, 20 y hasta 30 mil bolívares para pasar los tratamientos o si quieren pasar alguna comida que no dejan ingresar. 

El hacinamiento, es una bomba de tiempo en cada centro de detención que ya ha generado tres masacres en los últimos años, la primera en  un centro de detención en Puerto Ayacucho estado Amazonas en el 2017, la segunda en Policarabobo en el 2018 y la tercera en PoliAcarigua hecho ocurrido este mismo año. 

El Ministerio de Servicios Penitenciarios es el principal responsable del hacinamiento en los centros de detención al negar los cupos en las cárceles venezolanas aun cuando dicen que se está en presencia del “mejor sistema penitenciario del mundo” ha sobrepoblado los calabozos y los presos están en manos de funcionarios que no están preparados para la custodia de presos sino de ciudadanos convirtiéndolos en los primeros violadores de DDHH. 

OVP exige que cese el desacato que mantiene  el Ministerio de Servicio Penitenciario al no permitir el ingreso a los penales, así mismo que deshacinen todos los calabozos policiales y que se inicie una investigación exhaustiva e imparcial sobre los hechos ocurridos en Boleíta donde perdió la vida un interno. De la misma forma OVP va a informar sobre lo sucedido a la Comisión Interamericana de DDHH, al Relator de Personas detenidas en Las Américas de la CIDH,  Sistema Interamericano a la Relatoría de Personas Privadas de Libertad y Relator de Venezuela de CIDH, al Sistema Universal al Comité Contra la Tortura y otros Tratos Crueles Degradantes e Inhumanos a la Relatoría de Detenciones Arbitrarias.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones 

Fotos cortesía