Noticias

Hambre y enfermedades acaban con la vida de seis presos en lo que va de octubre de 2019

En distintos penales del país el hambre y enfermedades como el paludismo y la tuberculosis han acabado con la vida de seis presos venezolanos.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP),  ha venido monitoreando como el hacinamiento y la falta de atención médica es la principal causa para que las enfermedades avancen dentro de los recintos carcelarios. Observamos que, no existe voluntad del Ministerio de Servicios Penitenciarios para erradicar esta situación.

OVP conoció seis muertes ocurridas este mes de octubre, dos en el estado Zulia, y los otros cuatro en Bolívar, Portuguesa, Aragua y Lara.

La primera de estas muertes de octubre, ocurre en el Zulia el 2 de octubre. Debido a una tuberculosis, Víctor José Fernández Bracho (24), fallece en el Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de Cabimas, quien estaba recluido desde el 2017 en dicho Centro.

Ese mismo día a las 4 de la tarde se tuvo conocimiento de la muerte de Junior Márquez, en Centro Penitenciario de Oriente, mejor conocido como El Dorado, en el estado Bolívar, había sido trasladado desde el estado Mérida padecia paludismo y desnutrición. Junior solicitó en numerosas ocasiones a los funcionarios del penal ser atendido por un médico porque presentaba fiebre alta, pero nunca lo asistieron, ni le prestaron los primeros auxilios, fue cuando murió que lo trasladaron a un centro asistencial.

Dos días después, específicamente el 4 de octubre, a OVP fue reportada la muerte de José Chiquinquira Parra de 39 años de edad, recluido en el Centro Penitenciario de Los Llanos conocido como CEPELLA, ubicado en la ciudad de Guanare. OVP conoció que su muerte fue producto de una tuberculosis que contrajo en CEPELLA, se tuvo conocimiento que, son muchos los presos infectados y que no tienen acceso a un médico ni a medicamentos.

El 6 de octubre en el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto estado Lara, murió Freddy Rafael Fernández (54) este preso fue trasladado el viernes 4 de octubre del Centro Penitenciario David Viloria mejor conocido como Uribana, presentaba un cuadro de desnutrición severa, había llegado al penal pesando 80 kilos y a la fecha de muerte, pesaba 40 kilos, comía con suerte dos veces al día según lo denunciado al OVP. Precisamente,  la falta de una alimentación balanceada provocó que se debilitara, ese día estaba durmiendo en la parte superior de una litera, se fue a bajar, pero el hambre que tenía hizo que se mareara y callera al piso, el golpe le causó un traumatismo a nivel de la cervical, dos días estuvo hospitalizado y murió el viernes 4,  en horas de la tarde.

Uribana, se encuentra bajo medidas de protección provisionales dictadas por la CorteIDH y a pesar de ello, continúan las violaciones a los derechos humanos de los presos, lo que OVP ha denunciado en reiteradas ocasiones por los constantes maltratos físicos, psicológicos, tortura, además de la calidad de alimentos que reciben los presos y la nula atención médica, hasta ahora el Ministerio de Servicio Penitenciarios no ha dado cumplimiento a lo solicitado  con las medidas.

El 7 de octubre Luis José Barreto Medina (34) falleció por una tuberculosis en el Complejo Penitenciario de Aragua, conocido como TOCORON específicamente en la torre administrativa.

Luis José era del estado Lara, por uno de los castigos que acostumbra el Ministerio de Servicios Penitenciarios fue trasladado hasta la cárcel de El Dorado en el estado Bolívar, allí tenía más de un año recluido y contrajo una tuberculosis, sus familiares hicieron algunos contactos para que fuera sacado de ese recinto y trasladarlo a Lara lugar donde se les haría más fácil suministrarle el tratamiento pero debido a su condición tan delicada fue dejado en Aragua mientras se recuperaba para ser trasladado a su penal de origen pero esto no paso, el preso empeoró y falleció.

 El sexto recluso del que OVP tuvo conocimiento, fallecido en este mes de octubre se trata de Tibaldo Antonio Martínez Martínez (57) se encontraba desde el 2017 en el CICPC Subdelegación Villa del Rosario del estado Zulia en julio del 2018 fue condenado, tenía dos años recluido en un calabozo, que son para corta permanencia y en condición de penado tenía un año y tres meses. Fue en ese recinto donde contrajo la tuberculosis que lo mató este 9 de octubre.

Carolina Girón, directora del OVP siente preocupación por la situación que se está presentando en los penales además de los calabozos policiales en donde existe una gran cantidad de presos en condición de penados y que no son trasladados a un centro penitenciario como lo establece la ley. Girón lamenta y condena cada una de estas muertes que no son más que responsabilidad del Estado y por ende del Ministerio de Servicios Penitenciario, quienes deben adecuar su política penitenciaria para la protección de los derechos humanos de los privados libertad de manera integral y no continuar en la constante y sostenida violación de DDHH, al no suministrar una adecuada alimentación en los penales y no brindarles una atención médica a cada uno de los presos venezolanos.

Como lo viene haciendo OVP con todos los hechos irregulares estás seis muertes serán notificada a la Comisión Interamericana de DDHH, al Relator de Personas detenidas en Las Américas de la CIDH, Sistema Interamericano a la Relatoría de Personas Privadas de Libertad y Relator de Venezuela de CIDH, al Sistema Universal al Comité Contra la Tortura y otros Tratos Crueles Degradantes e Inhumanos a la Relatoría de Detenciones Arbitrarias.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones