Noticias

La falta de atención médica está matando a los presos de Uribana

Un preso fallecido, seis hospitalizados, uno dado de alta y tres que fueron devueltos al penal sin ser evaluados es el resultado de la falta de atención médica, la falta de agua e higiene que existe dentro del Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, penal ubicado al norte de Barquisimeto, estado Lara. Dicho recinto carcelario  está bajo medidas provisionales emitida el 2 de febrero del 2007 por la Corte IDH, y el Estado debe responder por la vida, salud e integridad de cada uno de los internos que se encuentran en este centro penitenciario.

“Los doctores, las enfermeras y los que tienen el poder nos están matando aquí”, dice un preso de Uribana quien se comunicó vía telefónica con el equipo del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) no develó su identidad pues lo pueden castigar, comenta que solo existe un médico para el penal, son cuatro enfermeras que se turnan para una población de 2.226 hombres. “Cuando vamos enfermos, como ellas siente que tienen el poder de inmediato nos maltratan de forma verbal. Muchas veces nos dicen que es mentira que no tenemos nada; para ir para allá uno se tiene que estar muriendo. Ante cualquier dolor, fiebre y diarreas que son comunes ya en nosotros, nos dan la milagrosa, le llamamos así porque es una pastilla de paracetamol que es la que dan para todo, únicamente te sacan si es algo grave”, dice el preso, quien además denuncia que el médico se presta para todo, porque su excusa es decir que no hay más nada “porque eso es lo que manda el Gobierno”.

El preso también explica que son dos áreas en Uribana donde tienen a los enfermos. Existe un sitio donde se encuentran los que tienen hepatitis que son al menos 35 y otro lugar con 18 con tuberculosis, algunos de los enfermos allí recluidos reciben tratamientos, otros que se los llevan los familiares y algunos que ni siquiera tienen tratamiento, “solo están allí esperando que les toque morirse”. Una fuente interna del penal indica que sumado a lo que denuncian los presos la falta de agua y la insalubridad  a la que están expuestos hace que las enfermedades proliferen.

Reinaldo José Moreno, de 51 años de edad era un preso que estaba en el modulo 7 de Uribana por el delito de hurto, tenía dos años en el penal, según comentó su esposa Tania Díaz a OVP tan solo le faltaban unos informes para obtener su libertad, no lo veía desde el mes de diciembre que le tocó su visita, le tocaba este viernes 18 de enero, pero Tania recibió una llamada el miércoles 16 de enero que le cambió sus planes, eran otros presos que le indicaban que su esposo había fallecido, ella quien reside en Punto Fijo, estado Coro, quedó impresionada no sabía que pudo ser, porque Reinaldo estaba sano, no estaba ni flaco, ni tampoco había mostrado signos de alguna enfermedad, comentó que el suministro de comida si era irregular.

Este jueves 17 de enero la esposa del preso fallecido venía en carretera, la dama tuvo que salir hacia Valencia para trasladarse en un colectivo hasta Lara,  porque no existe un transporte directo.

Reinaldo José fue trasladado la tarde del miércoles 16 de enero hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto porque presentaba un fuerte dolor, desde hace días lo tenía, pero no lo sacaban, relató otro interno al que OVP tuvo acceso, junto a él llegaron tres reclusos más, ellos también se quejaban de dolores estomacales. Se pudo conocer que las evacuaciones de esos internos eran líquidas, más no fueron atendidos porque según no tenían insumos en el principal centro de salud de la ciudad y fueron regresados al penal. Este mismo miércoles dos internas de la población femenina de Uribana las trasladaron al Hospital, una presentó los mismos síntomas que los masculinos, ella si fue atendida y dada de alta, la otra quedó hospitalizada pues había sufrido un ACV.

OVP pudo constatar que en el Antonio María Pineda actualmente hay cinco presos masculinos hospitalizados, uno con un diagnostico de dengue, otro de vieja data con problemas en los riñones y tres con problemas estomacales, uno de ellos pasó en Uribana 22 días con fiebre y solo le daban la “milagrosa”, fue cuando comenzó a evacuar con sangre y se desmayó que lo sacaron al centro asistencial; él también fue referido como si fuera un dengue. Hasta ahora sus familiares han gastado más de 500 mil bolívares en exámenes que han mandado a hacer para conocer qué es lo que tiene el preso, gastos que son costeados por ellos mismos, porque el Estado no responde por nada y en Hospital no existen los recursos, por lo que todo examen deben hacerlo fuera del centro asistencial y de forma privada.   

Mientras en la morgue del Hospital el cuerpo de Reinaldo José fue sometido a una autopsia. Murió de un infarto intestinal, mismo que pudo ser evitada si fuese sacado a tiempo, pero la tardía atención causó una peritonitis que para el preso fue mortal.

La fuente interna del penal relató al equipo de OVP que personal de epidemiología estaba pendiente de la causa de muerte de Reinaldo José, creían que se trataba de las infecciones estomacales que están padeciendo un grupo grande de internos en este momento en Uribana, confesó que la situación se agravó hace dos meses cuando llegó un traslado de 45 presos provenientes de El Dorado, ellos mantuvieron contacto con la población, aún cuando habían algunos con paludismo, ahora fueron enviados a la Comunidad Penitenciaria de Coro, tan solo quedaron tres en Lara, comenta que ahora todos los trabajadores andan con tapas bocas para protegerse del foco de enfermedades, “el penal está contaminado”, expresó con preocupación la funcionaria a la misma vez que aseguraba que ya las autoridades tenían conocimiento de la situación.

Mala alimentación

Los presos aseguraron que las comidas son servidas a deshoras, les dan arroz puro cuando mucho con un poquito de zanahoria rayada o arepas puras, asegura que cuando llega una supervisión les sacan el pollo, eso una vez al año de resto no lo consumen, cuando mucho les dan pescado que según ellos tiene más espina, han consumido viseras de res, que son el sustituto de la carne. Las comidas las sirven en un tobo, el cual está negro, las moscas por doquier y en ese mismo tobo se vacía la comida una tras otra sin ser lavados. La fuente interna también indicó que el economato está muy sucio, animales como cucarachas, ratones y moscas se dejan ver en el área.

Sumado a los problemas de alimentación tampoco tienen acceso al agua, actualmente tienen 8 días sin el líquido, diario les dan a cada preso medio o un litro de agua para su consumo, para asearse y sus necesidades. Las letrinas de cada una de las celdas las tienen colapsadas, el olor y los gases son focos de contaminación.

Campo de exterminio

El Padre Alfonzo Maldonado representante de la Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Barquisimeto, hizo acto de presencia en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda, al conocer la situación de los presos de Uribana, comentó que sabe desde hace tiempo que son precarias, está consciente que esto se repite en cada uno de los penales venezolanos.

“Las situaciones de los presos son iguales en toda Venezuela, situaciones más o menos graves, de tortura, algunos centros con torturas sistemáticas. El fondo pareciera que fuese un campo de exterminio, porque no interesa subsanar lo que está por dentro, sino que no se vea afuera, si el problema para la ciudadanía es grande para ellos peor”, expresa el padre.

Sobre la situación en Uribana el párroco de  la Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Barquisimeto le expresó a OVP que los internos actualmente están padeciendo de tuberculosis, hepatitis, desnutrición, cuadros de fiebres altas y unas diarreas incontrolables, asegura que los presos prefieren no ir a las enfermerías porque para ellos es una sentencia de muerte, porque allí quedan en el olvido.

Desde OVP su coordinador general Humberto Prado eleva su voz, solicita una investigación al Ministerio Público, Defensoría del Pueblo, a la misma vez que se va hacer una notificación sobre la situación de Uribana ante Corte IDH misma que emitió la medida hacia el penal, la cual está siendo totalmente violada por este Gobierno, porque los internos están muriendo por hambre y epidemias y el Estado no da respuesta alguna.  

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones