Noticias

OVP conmemoró el Día Internacional del Recluso y el 4to aniversario de las Reglas Mandela con foros simultáneos en siete estados del país

Tal como todos los años, el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) conmemoró el Día Internacional del Recluso y el cuarto aniversario de las Reglas Mínimas para el tratamiento de los reclusos (Reglas Mandela), las cuales fueron aprobadas en 2015 por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en homenaje al líder pacifista Nelson Mandela.

Humberto Prado, director del OVP, señaló que efectuaron foros simultáneos en Caracas, Bolívar, Carabobo, Guárico, Mérida, Lara y Táchira, los cuales contaron con la participación de excelentísimos ponentes y gran cantidad de asistentes interesados por la lucha de los Derechos Humanos en materia carcelaria. El próximo año se planea efectuar la actividad en 18 estados 7 países simultáneamente.

Con respecto a la implementación de las Reglas Mandela en el territorio nacional, el director del OVP lamentó que “Venezuela todavía no ha adaptado su legislación penitenciaria a estas reglas mínimas, y nosotros hemos recorrido todos los estados para llevarlas a cada una de las áreas que tienen que ver con cárceles y calabozos policiales”.

“Es tan deprimente cuando las personas en prisión mueren de hambre, mueren de tuberculosis, entre otras enfermedades contagiosas, y lamentablemente los procesos son retardados. Además se les vulnera el derecho al debido proceso, ni siquiera se les garantiza el derecho a la vida, el cual les corresponde como seres humanos”, sentenció Prado.

Por último, recordó que estas Reglas sostienen que “la protección de la sociedad contra el delito y la reducción de la reincidencia sólo pueden lograrse con una adecuada reinserción de la persona en la sociedad tras su puesta en libertad. Además enuncian una serie de principios fundamentales, que incluyen el respeto a la dignidad humana y la prohibición inderogable de la tortura y cualquier trato cruel, inhumano o degradante”.

Las Reglas Mandela también proponen la investigación de todas las muertes bajo custodia, la protección y cuidados especiales de los grupos vulnerables, la necesaria independencia del personal médico, restricciones sobre las medidas disciplinarias, una regulación más precisa respecto a los registros personales, así como cuestiones relativas a las condiciones de habitabilidad, trabajo, educación, deporte y contacto con el mundo exterior.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones