Noticias

Presos de alta peligrosidad están recluidos en una cárcel de mínima seguridad

Son 170 presos que estaban en el Centro de Formación de Hombres Nuevos Simón Bolívar, ubicado en El Paraíso Caracas, donde estaba el anexo femenino de la cárcel conocida como La Planta, ahora quedan 168 presos ya que tres mexicanos fueron rescatados por hombres armados la noche del viernes. Sería el primer rescate en una cárcel según los registros del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

La información que maneja el OVP es que en el recinto se encuentran 112 extranjeros y 58 venezolanos en su mayoría de la operación manos de papel. Sin embargo un gran número de los extranjeros que allí se encuentran presos son personas privadas de libertad por su vinculación con carteles del narcotráfico y en estos espacios no están clasificados, simplemente hay algunos más “privilegiados” que otros y eso se debe según a lo que se “cancele” así lo indica una denuncia interpuesta por los propios presos extranjeros a OVP en el 2018.

Sobre el hecho registrado a las 8:30 de la noche del viernes 28 de junio se pudo conocer que tres sujetos con armas largas habrían sometido a los custodios de guardia ingresados al penal y sacaron a Jorge Pedro Alarcón Zamudio (41), Enrique Gastelum Inzunza (36) y Luis Felipe Fiol (50), ellos fueron detenidos en noviembre del 2017, en el estado Cojedes junto a cuatro venezolanos, en esa oportunidad desde el propio Ministerio de Interior y Justicia indicaron que la logística y el manejo de la aeronave estaba a cargo de los tres mexicanos, la ubicación de la avioneta fue en una pista clandestina y allí mismo se haría el cargamento de presunta droga, es de resalta que también revelaron que los mismos trabajaban para el peligroso cartel de Sinaloa de México.

Humberto Prado, coordinador general de OVP indica que ante las características de los presos que se fugaron son considerados de alta peligrosidad, así como muchos los que allí se encuentran.

¿Cómo es que presos de alta peligrosidad se encuentran en una cárcel de mínima seguridad? Se pregunta Prado. El coordinador de OVP indica que esta cárcel no cuenta con el personal debidamente formado para la seguridad interna y externa para este perfil de privados de libertad, detalla que las paredes de construcción de este recinto no son de concreto grueso, ni cumple con los estándares para ser un recinto de máxima seguridad donde deben estar estos presos, las paredes simplemente son de bloques. Considera Prado que es toda una irresponsabilidad del Ministerio de Servicios Penitenciarios tener a este tipo de reclusos de esta forma y asegura que la responsabilidad de este rescate de los tres mexicanos es de quien está al frente de ese ministerio quien no cumple con las normas mínimas de seguridad y continúan improvisando en cuanto a materia carcelaria se refiere.

Este 29 de junio en Interpol se dio la alerta naranja por la fuga de estos tres reclusos. OVP conoció a través de un parte policial que se encuentran detenidos Valentín Angarita Pineda, director suplente del penal, así como: José Manuel Guaparuma Tovar, Enderson Alexander Estrada Vielma, Eiyer Zuleivy Chacón de Sánchez, Manuel Andrés Chacón Sojo, Rosaura Rojas, Rainer José Araujo Blanco, Yerick Rafael Liendo Smith, todos custodios de guardia del recinto. Según ese parte policial eran estos custodios quienes estaban de guardia y quienes confirmaron que participaron en la evasión de los mexicanos.

Malos tratos

Humberto Prado recordó que en este recinto que no era más que el anexo femenino de La Planta el cual funcionaba en el tercero y cuarto piso, el segundo era para destacamento de trabajo, posteriormente las mujeres fueron desalojadas y quedó para quienes estaban bajo beneficio, así mismo pasó por otro desalojo y una supuesta modificación que no fue más que “maquillaje” el Ministerio de Servicios Penitenciario lo dio por inaugurado en el 2018 con 83 presos extranjeros, pero tras denuncias a OVP se conoció que desde el 2017 ya allí estaban esos presos. Los mismos extranjeros denunciaron de tratos crueles e inhumanos en su contra, aseguraban que no tenían contacto con su familia, que era poco sol lo que llevaban, sus celdas tienen poca ventilación y la comida es de mala calidad.

Fugas en centros de detención 

Las fugas en los calabozos policiales siguen sin control y es que el hacinamiento la nula capacitación del personal que los custodias, la corrupción que se ha generado son factores que han influenciado en todo el caos que se  ha desatado en estos calabozos que fueron convertidos n cárceles transitorias.

Un total de 51 presos evadidos en diversos calabozos y ciudades, en el estado Carabobo se registraron tres fugas una en Naguanagua en una policía municipal, trece en Guacara en un centro policial de los cuales ya han matado dos presos en sus supuestas recapturas y en la policía de Bejuma fueron nueve los presos evadidos. En las instalaciones de PoliChacao fueron ocho en la Policía Municipal de Los Teques en Miranda fueron doce y en PoliFalcón fueron siete uno de ellos también asesinado.

“Las irregularidades dentro de los calabozos policiales lejos de mejorar siguen agravándose”

denuncia el coordinador general de OVP.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones

Fotos: Cortesía/Archivo