Noticias

Presos del Rodeo III: “Nos están matando de hambre”

Más de 1.200 presos del Centro Penitenciario Región Capital Rodeo III decidieron alzar sus voces porque no aguantan más el hambre. Tienen días comiendo agua con sabor a caraotas, porque no viene con granos.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) recibió denuncias de los propios internos, que a su vez hicieron llegar videos y fotografías como evidencia de lo que comen y las condiciones en las que se encuentran.

 

La mala alimentación que reciben los presos del Rodeo III ha causado que bajen considerablemente de peso, causándoles desnutrición a muchos de los que allí se encuentran recluidos. Mediante las fotografías se pueden observar los huesos de las costillas a través de su piel y ellos expresan que no aguantan más.

Este martes 10 de diciembre decidieron reclamar por su derecho a la alimentación, pero según denunciaron al OVP un grupo de funcionarios del Grupo de Respuesta Inmediata y Custodia (GRIC) del Ministerio de Servicio Penitenciario los agredió. Algunos internos resultaron heridos con perdigón, pero aun así los presos decidieron no callar y en horas de la noche iniciaron una huelga de hambre como medida de protesta.

Según lo expuesto al OVP, los reclusos han intentado hablar con el director del penal, Miguel Ovalles, y el subdirector Miguel Castillos, pero no son escuchados.

“Esta gente no quiere que se sepa cuál es la realidad, nos están matando. La situación es agonizante, nos estamos muriendo, nos están matando de desnutrición”, denunció uno de los presos del Rodeo III en el video enviado al OVP.

 

Carolina Girón, directora del OVP, repudió el maltrato a los presos que reclaman sus derechos, y además denunció que se ha convertido en una práctica del Estado el no suministrar comida a los presos, pues la denuncia es repetitiva todos los penales del país.

La directora del OVP también señaló que las condiciones en las que les sirven la comida son “humillantes y degradantes. Cómo es posible que usen tobos de pinturas para llevar los alimentos, además sin cubiertos alguno para servir la comida”.

La insalubridad con que se manejan los alimentos dentro del penal, sumado a la inadecuada alimentación, son condiciones que generan quebrantos de salud en los privados de libertad, quienes además aseguran que no tienen atención médica.

Familiares de los presos del Rodeo III han intentado llevar comida a sus seres queridos para apalear la situación, pero no los han dejado pasar porque desde el fin de semana y sin aviso alguno suspendieron la paquetería para los presos, no les permiten ni siquiera pasar el agua.

Su libertad no llega

Otra de las situaciones que denunciaron los presos del Rodeo III es que las redenciones no les llegan y son negadas. Quienes están en condiciones de procesados no son trasladados a tribunales con el alegato de que no tienen transporte y existen reclusos que tienen penas de 8, 10 y hasta 20 años que la han cumplido en su totalidad, e incluso excediéndolas por uno o dos años, y no le es otorgada la libertad aun cuando las boletas de excarcelación emitidas por un tribunal llegan al penal.

En ese sentido, Girón exigió al Ministerio Público y a la Defensoría del Pueblo que se haga una investigación inmediata, imparcial y exhaustiva sobre lo que está sucediendo con la alimentación de los presos que están bajo la custodia del Ministerio de Servicios Penitenciarios, porque las denuncias que recibe la organización de distintas partes del país son constantes y repetitivas.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones
Fotos Cortesía