Noticias

OVP participó en foro sobre derechos humanos de las mujeres en Venezuela

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) participó en el foro “Derechos Humanos de las mujeres en Venezuela”. En el marco de este evento, Judith Vega, coordinadora del OVP en el estado Mérida, conversó acerca de la problemática tan aguda que viven las mujeres que sobreviven en las cárceles venezolanas. 

El panel también estuvo conformado por mujeres referentes en torno a derechos de las mujeres y su lucha como Natalia Brandler, presidenta de la Asociación Cauce; Maria Corina Muskus, fundadora de Venezolanas Globales; Iderni Villalba, presidenta de la fundación Loto Azul, y Yolima Arellano, del Observatorio de DDHH de las mujeres. 

Para iniciar el foro, Natalia Blander planteó cómo la participación de la mujer en la política está vinculada al tema de la desigualdad y la igualdad como fenómenos que se están manifestando en múltiples dimensiones dentro del orden de género, que va desde las necesidades básicas de una mujer hasta el poder político y la ciudadanía. 

Brandler hizo especial énfasis en la importancia de las cuotas de poder ,ya que la equidad en estos ámbitos es el canal que permitirá estrategias más equilibradas y retará a los gobiernos a pensar en todos los espectros dentro de las necesidades de una sociedad sin dejar a nadie por fuera.

Maria Corina Muskus, directora de Venezolanas Globales, hizo referencia a las mujeres migrantes y cuáles son sus principales motivos para salir del país que las vio nacer, como por ejemplo las mujeres gestantes que migran por miedo a fallecer en Venezuela por las condiciones precarias de los hospitales, o las mujeres que se van del país por no tener alimentos en sus casas. Destacó además un elemento diferencial que vendría siendo la pobreza menstrual que se refiere al acceso a productos sanitarios o a citas médicas ginecológicas. 

Por su parte, Yolima Arellano se refirió al Protocolo de Minnesota, el cual es aplicable para casos de muertes potencialmente ilícitas, así como el conjunto de directrices aplicables por los Estados en estos casos, aclarando los conceptos de femicidio y feminicidio haciendo, y énfasis en la responsabilidad del Estado en la prevención y actuación. 

En representación del OVP, Judith Vega, relató las condiciones a las que están sometidas las mujeres privadas de libertad en nuestro país, quienes se enfrentan no solo a procesos judiciales que alargan su estadía en las cárceles, sino a otras situaciones alarmantes como el hacinamiento, la falta de leyes con perspectiva de género o instalaciones inadecuadas para su tratamiento como privadas de libertad. 

En ese sentido, Vega relató cómo algunas cárceles fueron improvisadas con anexos para destinarlos a las mujeres, aunado al hecho de que las mujeres que permanecen en estos espacios no reciben insumos de higiene menstrual, entre otros como desodorantes, afeitadoras, entre otras, siendo esto un agravante en su condición como mujer tras las rejas. 

Finalmente, se destacó la importancia de participar en estos espacios donde se debatan soluciones y se planteen canales que permitan fortalecer la lucha por los derechos humanos en general en nuestro país, pero haciendo especial énfasis en las minorías y grupos vulnerables como son las mujeres, la comunidad LGTBI y demás privados de libertad en Venezuela, quienes han vivido por mucho tiempo desprotegidos ante la ley, estigmatizados y en muchos casos victimizados.