Noticias

Hasta hoy circula El Carabobeño

Algunos periódicos del país han tenido que cerrar, otros han aparecido por internet y algunos han sido convertidos en semanarios.
Algunos periódicos del país han tenido que cerrar, otros han aparecido por internet y algunos han sido convertidos en semanarios.

Por falta de papel y de otros insumos necesarios para la producción del diario más antiguos de Carabobo, como lo es El Carabobeño, este rotativo dejará de  circular a partir de hoy.

Mientras ayer tarde y comienzos se la noche, los periodistas preparaban la última edición, en la calle, frente a la sede del medio se realizaba una concentración de ciudadanos, que mostraban su solidaridad al medio y, evidentemente, su protesta contra el Ejecutivo Nacional al negarse a dar respuesta a los pedidos hechos a la Corporación Maneiro, única empresa oficialmente autorizada para importar todo lo necesario  requerido por las editoriales.

La jefe de Redacción, Carolina González, confirmó al ser entrevistada telefónicamente a EL IMPULSO que “dejaremos de circular porque ya no tenemos papel para hacerlo”.

La escasez de ese material obligó a la empresa a cambiar su formato de standar a tabloide, desde el mes de febrero. Pero, ya no hay la posibilidad de seguir imprimiendo las 32 páginas que era el número máximo que se había fijado para seguir imprimiendo al diario, que tiene 82 años de fundado.

Ahora los lectores de El Carabobeño tendrán que recurrir a la plataforma digital que fue activada cuando comenzaron las dificultades de los insumos. Además, también opera una radio on line y la red www.carabobeno.com

González dijo que el diario  tiene 270 trabajadores, de los cuales 60 son periodistas y reporteros gráficos, incluyendo corresponsales.

Dijo que todas las gestiones hechas ante la Corporación Maneiro han resultado infructuosas, ya que no han recibido ninguna respuesta.

Desde que se instaló el régimen Chávez-Maduro, las pautas oficiales apenas llegaron a 0,5 por ciento, lo cual es una cifra insignifante en cuiestión de publicidad.

-¿Es El Carabobeño un medio enemigo del gobierno?

-Este es un diario que no hace enemistad con nadie -respondió González-. Lo único que hemos hecho es publicar las denuncias de  situaciones irregulares.

Agradeció el apoyo que le ha dado la ciudadanía y las organizaciones civiles que defienden la libertad de expresión y de prensa.

-¿Existe la posibilidad de que reaparezca impreso El Carabobeño?

-No sabemos cuándo nos llegará el papel.

Cierre doloroso

El periodista y abogado Alberto Jordán Hernández, quien ha sido columnista de El Caraboboeño, consideró como un “cierre doloroso” el que se ha producido en ese medio.

Este diario es decano de la prensa del centro de Venezuela y después de más de ochenta años de circulación ha pasado de ser un periódico standar de cuatro cuerpos a tabloide. En Coro también está a punto de cierre La Mañana.

Lamentablemente para la sociedad, estamos viendo que el gobierno está aplicando el chantaje con el papel.

Se ha dado el caso de que a muchos periódicos les obligan a no publicar informaciones desfavorables al régimen, como medida para poderles suministrar los insumos. Uno de esos diarios ha sido El Siglo, en  Aragua, cuyo dueño murió en el exilio.

En el interior del país se tiene conocimiento de que 16 diarios han sido afectados por falta de suministros de papel.

Algunos han tenido que cerrar, otros han aparecido por internet y algunos han sido convertidos en semanarios.

También se ha dado la reducción de páginas y cambio de formato de varios medios impresos.

Uno de los casos que llama la atención es el decano de la prensa del oriente del país, Antorcha,  que dejó de circular.

El Correo del Caroní, cuyo director ha sido objeto de una sentencia judicial mediante la cual se le condena a cuatro años  por el delito de informar hechos de corrupción, también ha sido afectado en su periodicidad.

A El Nacional le han desatado una guerra y Talcual dejó de ser diario para convertirse en semanario.

El cierre de diarios ha sido programada

Lo que está pasando con El Carabobeño, de Valencia, La Mañana, de Coro; y de otros diarios que están a punto de dejar de circular es una situación programada por el régimen que gobierna a Venezuela, declaró David Natera, editor del Correo del Caroní y quien fuera el vocero de los editores de los diarios más importantes del país.

Estos cierren forman parte del proyecto de dominación total sobre los medios de comunicación independientes, expuso. Cuando el Ejecutivo Nacional, con la inspiración y los principios de control social del chavismo, decretó que no iba a entregar más dólares a los periódicos para que importaran ellos mismos su papel  y a las empresas que independiemente importaban ese insumo porque tenían sus cupos autorizados en los Estados Unidos para distribuirlos a los medios de provincia, se estaba cumpliendo el propósito de la dominación a los medios no afines al régimen.

Al mismo tiempo estamos viendo que los periódicos al servicio del gobierno, esos panfletos emitidos por gente preparada en Cuba para la propagación de la mentira, están circulando sin dificultad alguna porque están recibiendo todos los insumos que solicitan al gobierno.

Debe quedar claro que esos panfletos, que tienen por cierto muy pocos lectores, pero si mucha publicidad oficial, están utilizando los recursos de los venezolanos porque la Corporación Maneiro compra el papel y otros insumos con dinero del presupuesto nacional, Ese organismo  suministra para disimular a algunos medios independientes y dejar de hacerlo a otros para que cierren.

Etiquetas