Noticias

Desnutrido y golpeado falleció un preso de la cárcel de Fénix en Uribana

Los traslados de un penal a otro como parte de un castigo son una denuncia constante en el estado Lara, según han confirmado cientos de familiares al Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Los deudos aseguran que en esta región más de 120 presos penados, entre ellos cuatro enfermos de tuberculosis, fueron trasladados durante el pasado fin de semana desde la Comunidad Penitenciaria Fénix Lara hasta el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, con la amenaza de ser trasladados hasta el Centro Penitenciario de Oriente, conocido como El Dorado, ubicado en el estado Bolívar.

La razón por la que estos presos estarían siendo sometidos a un castigo es porque durante la semana pasada se habrían reunido con la intención de solicitar a las autoridades el pase de paquetería y agua potable. Según explicaron los familiares, los reclusos estarían “pasando mucha hambre”, tanto así que los cuadros de desnutrición han aumentado considerablemente.

Se conoció que los reclusos fueron trasladados el sábado 9 de mayo hasta el área de aislamiento en la máxima de la cárcel de Uribana, donde han sido presuntamente maltratados. Las golpizas han sido tan fuertes que uno de ellos, que además estaba enfermo, no aguantó y sucumbió dentro de los calabozos.

Deivis Alexander Carmona Rojas, de 24 años de edad, falleció dentro de la cárcel de Uribana y posteriormente fue ingresado a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda en Barquisimeto. El equipo del OVP pudo constatar que estaba detenido en la cárcel de Fénix y precisamente fue trasladado al otro centro penitenciario por castigo.

Aparentemente presentaba un alto grado de desnutrición, además de padecer de tuberculosis. Hasta ahora no se le ha realizado la necropsia de ley para determinar cuál es la causa de su muerte.

Los familiares de los más de 120 presos que se encuentran en Viloria acudieron hasta la Fiscalía Superior de Lara y fueron recibidos por el Fiscal 13 con competencia penitenciaria, a quien le presentaron su denuncia por la situación de los detenidos y además clamaron por el retorno al penal de origen, cese de los maltratos, alimentación balanceada y una evaluación médica para los presos que están desnutridos o padecen otras enfermedades.

Piden una medida humanitaria

Peter José Romero Puerta, de 25 años, es un joven que se encuentra detenido en Uribana. LLeva dos años y medio en el penal, y tiene una pena por cumplir de 7 años y tres meses.

Peter José ingresó a Uribana pesando 62 kilos y el día de hoy pesa 30 kilogramos. Está tan débil que deben movilizarlo en una silla de ruedas, según comentó una de sus hermanas al OVP.

La joven explicó que su hermanos, quien está recluido en el área de enfermería de Uribana desde un poco antes que decretaran la cuarentena obligatoria, duró 22 días con un cuadro de diarrea y nunca fue atendido, al punto que se deshidrató y a pesar de ello no lo trasladaron a un centro asistencial.

Pasaron los días y Peter José ha ido empeorando, comenzó a tener fiebre y problemas para respirar. El viernes 8 de mayo amaneció desmayado y su familia acudió hasta los tribunales larenses para solicitar un traslado, el cual fue aprobado hasta el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto.

Los médicos que lo atendieron ordenaron su hospitalización urgente en el Hospital Luis Gómez López, lugar donde son atendidas las personas con tuberculosis. Peter José fue llevado nuevamente a la cárcel porque el director supuestamente le sellaría el traslado al otro centro asistencial y así brindarle el tratamiento para la tuberculosis, pero esto jamás ocurrió.

Por su parte Carolina Girón, directora del OVP, manifestó su preocupación ante la indolencia que arropa a la población penitenciaria de Venezuela. En ese sentido, hizo un llamado al Ministerio Público para que actúe diligentemente y verifique toda la información aportada por los familiares.

En cuanto al caso de Peter José, Girón advirtió una flagrante violación de sus derechos humanos al negarle la atención médica, por lo que exigió una investigación oportuna y veraz sobre éste caso y los fallecidos por condición salud mientras están bajo la responsabilidad del Estado.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones