Noticias

La falta de agua está enfermando a los presos de Amazonas

Deshidratación y enfermedades en la piel son dos situaciones que se están presentando de forma repetitiva en todos los centros de detención del estado Amazonas. La presunta causa es la escasez de agua potable que persiste en estos calabozos.

El equipo del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) pudo conocer que son más de 200 los presos que viven esta situación. El agua potable no llega por tubería de forma regular, solo tres veces por semana y en algunos calabozos se compra un camión cisterna, pero es poca el agua para la cantidad de reclusos.

“A pesar de que nosotros le podemos llevar dos litros de agua diaria, tan solo les alcanza para su consumo diario, no para sus necesidades y aseo personal; sin embargo, la tienen que usar para ello. Sumamos a esto que no todos los presos reciben algo de sus familiares, por lo que muchos no consumen ni agua”, manifestó uno de los allegados a los calabozos.

Asimismo la falta de agua les impide el aseo adecuado de las celdas, por lo que el hedor de orina, heces y desperdicios de comida es verdaderamente asfixiante.

No contar con distribución diaria de agua potable también ha contribuido a la proliferación de gran cantidad de enfermedades en la piel como la escabiosis y, según denunciaron los familiares al OVP, aún cuando los funcionarios saben que dicha enfermedad es contagiosa no les dejan pasar los tratamientos.

De la misma forma han conseguido presos totalmente deshidratados e incluso algunos se han desmayado como consecuencia de la nula alimentación y el poco consumo de agua.

En ese sentido, los familiares de los detenidos de Amazonas exigen que este servicio que además es un derecho, sea constante o por lo menos que se garantice la limpieza en cada uno de los calabozos y de esta forma los presos no convivan con tanta insalubridad.

Alimentación no adecuada

Los familiares de los más de 200 detenidos de Amazonas aprovecharon la ocasión para manifestar ante el equipo de OVP que no todos están recibiendo la alimentación adecuada. Anteriormente podían llevar alimentos todos los días, pero ante la presencia del COVID-19, el anuncio de medidas de semanas radicales por la pandemia en el país, la escasez de combustible y la situación económica es casi imposible trasladarse a diario a los centros de detención.

Aunque los presos que conviven en esos centros de detención son solidarios y comparten la comida con aquellos que no son de la región, advierten que cada vez es menor la cantidad de alimentos que ingieren y hasta suelen llevar arroz o pasta sin acompañante alguno “para que no les falte el bocado, aunque sabemos que esto no es una buena comida y muchos hasta desnutridos están”, detallaron los seres queridos de los detenidos.

De la misma forma pudimos conocer que, en la sede del CICPC de Puerto Ayacucho, la comida que es destinada para los presos debe ir exclusivamente en bolsas plásticas.

“Sea caraota, pasta, hasta los jugos los tenemos que pasar en bolsas y esto es sumamente incómodo e inhumano, ellos no son animales. Pedimos que nos dejen pasar potes transparente como lo hacen en el resto de las comisarías”, sentenciaron.

Hacinamiento en calabozos

En Puerto Ayacucho, estado Amazonas los más de 200 presos están distribuidos en seis comisarías, en al menos cinco se concentra la mayor cantidad de detenidos presentándose un alto grado de hacinamiento.

En espacios con capacidad instalada para albergar a 20 personas conviven más de 50 y hasta 70 hombres, se turnan para dormir o colocan sábanas entre los barrotes para convertirlos en especies de hamacas y así descansar un poco.

Los familiares indicaron a OVP que estos detenidos no son trasladados hasta los tribunales porque los funcionarios les manifiestan que no tienen vehículos o no cuentan con gasolina para movilizarse. Esto genera retraso en sus causas y tampoco son beneficiados con el denominado Plan Cayapa.

Según la información aportada al OVP, los presos de Amazonas están distribuidos de la siguiente forma:

  • 70 en la comisaría del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), de la Policía Nacional Bolivariana (PNB)

  • 50 en la comandancia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB)

  • 48 en los calabozos de Policía del estado Amazonas

  • 22 en el puesto conocido como El Muelle, perteneciente a la GNB

  • 13 en la Policía Nacional Bolivariana (PNB)

  • 3 en la Policía de frontera.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones 

Foto: Cortesía